jueves, 15 de septiembre de 2016

Eso

A ese que fuiste, hasta saber lo que eras,
a eso que dejé caer, después de la frontera
a ese que quiero, que amé y se fue
y durante un instante sentí volver

Eso que fuiste brilló en lo que soy
lo pulí de llanto y hoy es canción
ya no guardo aquello que eras...
eso te lo dejo a vos...


martes, 16 de agosto de 2016

Camino de regreso

No cumplo años. No se trata de miedo a envejecer. En todo caso, cumplo días, minutos, oras. En todo caso, si se trata de cumplir, y si existe un mérito en eso, es con la libertad. No me toca cumpleaños feliz, porque descreo de la felicidad como principal parámetro de vitalidad.
No asumo una edad. Siento mi pulso vital y voy sumando capas: capa joven rodea capa infantil, capa adulta recubre capa joven.
Me encantan ciertas reuniones, ciertos obsequios, y que mi mamá prepare una torta.  Pero no es necesario soplar velas para eso. Quiero encenderlas cuando y con quien lo sienta, para que ardan lo más que puedan.
¿Escribo poesía, o descubro el ritmo de las palabras?

viernes, 12 de agosto de 2016

Hemos sabido mojarnos
y también secarnos.
Hemos sabido esperarnos y soltarnos.

Nos agrupamos
sin muchedumbres ni codos,
respetando las dimensiones del espacio.

Aceptamos límites como cuidado
y nos rebelamos.
Saltamos todos los charcos,
hemos podido ver
más allá de la perspectiva y el espanto.

Nos unimos
contando las diferencias que nos amaron.
Alcanzamos el encuentro,
al final del todo,
en el punto íntimo
con el broche infinito
de organizarnos.

martes, 26 de julio de 2016

Soltado


Después de tanto patalear en el fondo del charco
revolviendo la historia, la cuchara, los rincones rancios,
puedo decir con el propio hueco de mi asombro
que te he soltado.

Llorando y arrastrando iba el cuerpo y los párpados,
memoriando paso a paso y rato a rato
con el pudor de a veces y la intensidad de siempre
levando masa espesa sin un horno que la salve
ni un ladrón que se la lleve,
masajeando el alma sin las manos
destiñendo partes de mi piel
que con tu sombra se tocaron.

Tanto después, dio su permiso el tiempo
y las contiendas se derritieron en abrazo.
Un sol me vino y te fue,
el sol de un día a pleno rayo,
amaneció por debajo de mi cuello,
me sorprendió desde dentro el otoño,
la estación para soltarte de costado.

viernes, 24 de junio de 2016

Infusión

Me pregunté si hoy por fin te besaría
y por si acaso,
encendí el fuego del patio, amasé la sonrisa.

Uní mis olores dispersos
para que los mojaras
y fueran infusión infinita.

Con tu beso nacieron estas palabras,
contigo todo es poesía.




miércoles, 22 de junio de 2016

Se esconde el sol

Hay días, hay horas, hay semanas
en que se esconde el sol.
Y no es sólo la noche más larga,
no es sólo una cuestión de hemisferios.
Es que hay días, hay minutos, hay años
en los que se esconde el sol.

No hemos sabido iluminar
con nuestra propia luz las alas
que nos hagan despegar.
Vamos encontrando pasos
que al menos reflejen
el sol como hace la luna
entre tanta oscuridad.

Hay minutos, hay septenios, hay segundos
en que se esconde el sol.
Y no es sólo cuestión del solsticio
ni de lo que nos toca enterrar.
Somos nosotros que nos enredamos
en la sombra sin recordar
que más allá del dolor,
aquí está ardiendo un fuego.

Me pregunto si es junio lleno de otoño pidiendo soltar
o todo el continente sangrando en sus puntos cardinales...
Ojalá encontremos los pasos que al menos reflejen el sol,
como hace la luna entre tanta oscuridad.

domingo, 8 de mayo de 2016

VOCACIONES

Esta mañana, junto a mi mate de desayuno, se colocan frente a mí algunas formas que nombran los compases de este tiempo. Vocaciones; tonos vocales, que se asoman en misteriosos modos con prefijos e iluminación.
Digo que este tiempo nos REVOCA, mete espátula y brocha gorda, y de pronto nos cambia el exterior. La superficie se modula revocando también las leyes, aquellas leyes que tuvimos y quedan sin efecto hoy.
Tiempo que nos EVOCA, con los ecos de la historia imprimiendo la imaginación.
Este tiempo nos INVOCA, nos llama desde adentro, formula un pedido apelando a algo superior.
Estos días nos PROVOCAN, generando la reacción amasando los intentos.
Nos CONVOCA el momento en que encontramos la acción, la que viene después del grito, aquella en la que nadie invita a nadie. Así desembocamos como ríos en un mar que nos citó, nos abocamos en forma plena al espacio del fervor.

VOCACIONES de estos días, las que nacen del revoltijo, sabias voces sonando con el viento. Vocaciones que conectan el hacer con el deseo, se colocan frente a mí como compases de este tiempo, para tener un borde soleado en el que pueda cantar.

jueves, 7 de abril de 2016

Nuevas llaves en el bolso

Cambio dirección para afianzar mi domicilio.
Tomo el volante y refuerzo mi rumbo.
Se fue moviendo el motor, la estación, el piso
y en cada nueva posición, me sacudo.

Pedí compartir para conocer mi soledad
y acercarme a un modo temporal mucho más justo.
Llevo nuevas llaves en el bolso,
es mi puerta de esperanza y amor agudo.

*

domingo, 20 de marzo de 2016

Tu calle.

Habitá tu calle. Aunque sea en marzo, con la última energía de verano.
Queré la calle. Saludá a sus habitantes, por lo menos con un gesto amable de tu rostro.
No pises su cemento con la indiferencia del apuro, ni niegues su cielo de humo como si no respiraras tu trozo de masa cruzando ante el semáforo.
Prestá atención, más allá de la agonía del temor al robo. Prestá tu entrega a la danza de los días y la rutina, sin rendirte tan fácil a las ojeras o los ceños estrujados.
Sonreí, aunque sepas que siempre te estarán filmando. Alguien más se está dando cuenta.
Sentí tu calle, lamele las baldosas, derretite hasta mojar la alcantarilla, sacudite la magia que te deja en los zapatos.
Alguna noche, buscate una estrella más arriba del balcón francés; alguna noche, inventate un camino nuevo y echale un intento de licor al café.
Ese barrio al que no fuiste, y esa vereda que conocés como a tu palma -casi nada-, te seguirán esperando, sin saberlo y sin reclamos.
Habitá tu calle. Cantale la presencia, que se multiplica hace 40 años.
Atendé a tu calle ahora. Andar sin pensamiento, es el perfume que llega después.


Texto para Revista Campo Grupal de Abril 2016.

viernes, 26 de febrero de 2016

Manifiesto



Yo me manifiesto. Nos manifestamos. Todo acto es manifestación.

La represión se manifiesta. La oscuridad se manifiesta, aunque a veces no podamos verla. La luz manifiesta la estrechez de la represión.
El silencio suena, se manifiesta junto a la voz. Tu te manifiestas, en el repliegue o la expresión.
Todo acto es manifiesto, aunque cueste ligarlo con el amor.

Texto para Revista Campo Grupal de Marzo 2016.

martes, 19 de enero de 2016

Nadar en río revuelto

"A río revuelto, quién gana y quién pierde" (Tango "A río revuelto". M. San Juan y A. Szvarcman)

Hay quienes creen que remar contra la corriente es el peor de los escenarios. Eso dicen quienes han conocido bote y remo, o han podido saber hacia dónde se dirige el agua cuando tiene un rumbo definido. Pero de pronto, toca nadar en río revuelto.
Ahora nos llama la acción total, la respuesta inmediata y sin intermediarios, el cuerpo entero, la humedad profunda. Es que el río mantiene algunos cauces, por lo que sigue siendo río, pero ya no reconoce una sola dirección. Dejarse llevar o luchar a contramano, ya no pueden ser opción. Buscar las causas del revoltijo, puede desgastar la energía.
Es que el río se revuelve a veces, e inevitablemente, estamos adentro. Nadar en soledad puede transformarse en llegar a la nada. ¿Hay un nosotros posible en ese estado del agua, un horizonte que nos salve? La pregunta quiere ir por el lado de lo diverso en el nosotros, para sostener la vitalidad: brazadas amplias, respiración honda, guardar fuerza, enfocar. Nadar por sobre la nada que nos jala, tocarnos aunque sea para recordar que estamos, seguir a pesar de todo.


Texto para Revista Campo Grupal. Febrero 2016.

sábado, 9 de enero de 2016

Me llevarán

Me llevarán. Por lo que dice mi remera, por preguntar, por tomar agua, por caminar.
Me llevarán por buscar, por pedir, por hablar. Quizás me peguen, con un bastón, con una bala, con un escupitajo.
Él sabrá cómo justificar, cómo explicar, que lo que soy y lo que hago no corresponde a tu idea de sociedad.
Y aunque te duela mi ausencia, vos callarás.

Señora

Estimada señora, mi hijo no es negro, así como el suyo no es blanco. Señora, mi hijo no es rojo o el suyo azul. Usted no es racista ni yo juez. Consultemos un dermatologo, una pintora o a algún dios, a ver si solucionamos este dilema...

lunes, 7 de diciembre de 2015

Arranca la marcha sagrada

ARRANCA LA MARCHA SAGRADA

Van a tratar, para masacrar.
Más allá: la calma. Pararán.
Acá, la paz anda agachada, amarga. Almas apalabradas, máscaras atragantadas a patadas... mas, altas las campanadas, vas a cantar hasta alcanzar altas gamas.
Apartar las ganas, jamás... a trabajar, bajar la parla, la mandanga... ¿tanta palabra va a mandar? ¿Vas a apapachar a la parca? ¡Basta!
Las clavas gastadas, cansadas, hablan: ¡a amar la pala, a hallar las yararás, las macanas mandadas! Callar más para avanzar. Las mamas santas saltan, van al paladar, catan hasta cantar, sangran. La Parra, llama a bancar la caravana ¡a danzar!.
¿Andarán cansadas las maracas? Tarda... tarda apartar las chanchadas macabras. Las payasadas salvan las papas a satanás... Abrazar, va a ablandar las trabas.
Traspasar la lava, salvar Catamarca, cartas a Yala, amarrar las manzanas, lanzar alabanzas a las casas, salvar la trama: ¡Abracadabra!
Las canas alzan las sábanas. Al alba, arranca la marcha sagrada.
Escrito junto a Alka...

***