viernes, 2 de febrero de 2018

Baja la noche

Cuando baja la noche, no enciendas la luz.
Seamos pieles en forma de estrellas
y se irradie el sol desde dentro de mí
explotándome en luna llena.

Cuando baja la noche y sos una manta azul,
dancemos despacio con el asombro abierto,
sabiendo que se va a acrecentar el cuerpo
hasta cubrir toda una habitación.

Bajando la noche, subamos como luz
en los ritmos que esconde el silencio.
Quizás te pida un ventilador
para que el abrazo traiga los sueños.



miércoles, 13 de diciembre de 2017

Canto

Saliste del pensamiento
porque no suelto detalle
por mi terca memoria
que transpira los talles
que transpira los talles

Cruzaste ese puentecito
al otro lado del valle
mirando abajo al río
que yo misma te traje
que yo misma te traje

Y deje correr otra vez la salina
con aire pa las heridas
si me contagio del viento
que sea con mi sonrisa
que sea con mi sonrisa

Y salí a cantar de montaña
que aquí estoy aprendida
ajustadita de aliento
hasta la mañanita
hasta la mañanita

sábado, 2 de diciembre de 2017

Sol de un beso

Solo bajo el sol horizontal
y el sacrificio de una canción
pudo llegar el momento, por fin,
de que me besaras.

Me preguntaba si
tu labio llegaría a mi hombro
tu mano, a mi pecho
tu axila, a mi cuello,
porque cantabas con tus ojos para adentro
y mirabas lejos por la ventana,
aunque te dejaras invitar
a un tango en la vereda de una noche estrellada.

Solo el sol de la hora más lenta,
pudo iluminar para un beso mi cara
que se soltó al fin de la guitarra.

La mejor, parte

Ya no quiero amarte la parte, la ilusión, la moneda
ya no busco patrón a cambio de darte
rechazo lijas, monolitos, bodoques e intelectuales.

Ya fue, esa cosa burlona mal creída, pizpireta
que verseaba sin parar con poca arte
y repetía las fijas, columnas
de castillos del aire.

No busco inventos para vida moderna.
Apenas rescato el sonido de alguna bicicleta.

No quiero amarte la parte,
por eso arrojo, si logro, la ilusión
de ser la contraparte a cambio de darte.


Sola

Sola. Sola y verdad.
Sola esperanza,
como llegué,
como nací, como lloré.
Sola
hasta que la muerte nos separe.
Sola sin duelos: sola, consuelo.
Suelo, viajar sola.
Mis órganos, mi piel, sola
y las olas.
Sola, cebolla. Canto a gritos
llamando al Intento,
procurando silencio.

Reciprocidades

He perdido lo encontrado,
y así encontré lo perdido.
Salí de lo que entré
entrando a mi propia salida:
se paró toda movida
para mover la parada.

He callado ante el ruido,
y en el silencio hallé mi voz.
se me enfrió todo el calor,
pa' calentar congelamientos...
Oi bien los miramientos
viendo de cerca olfateos,
saboreamos los espacios
tocando despacio los vientos.

¡Desperté a todos mis sueños,
me soñé bien despierta!
y en las verdades menos mintientes,
después de mentiras tan "verdaderas",
coseché unas viejas siembras
y sembré la siguiente cosecha:
heridas que sean sanadas
dan salud a otra herida,
no des otra mejilla
si al ladito está la boca:
la suerte no está tan loca
si el corazón es quien habla.

domingo, 12 de noviembre de 2017

Y para su mala suerte, en nuestros sueños persiste lo que en la vigilia persiguen, las raíces crecen hacia abajo mientras desde el cielo amenazan nuestras hojas, y los frutos perecen dejando mil semillas. Es por eso que nos toca seguir saboreando las palabras, hasta salivarlas de nuestra mayor poesía.

Ante...

Ante la dormidera, despiértese. 
Ante la confusión, reflexione.
Ante la fragmentación, reúnase.
Ante la indiferencia, actúe.
Ante la injusticia, más inteligencia.
Ante la amenaza, organícese.
Ante la ignorancia, aprenda.
Ante la duda, sienta.
Ante la crisis, sobre todo, no demore la esperanza.

Nuestro camino

No habíamos sabido callar, mas tampoco conocíamos el valor del silencio. Queríamos romper el viento y a la vez buscábamos la fuerza que en el río nos llevara contracorriente. Nuestra voz gritó hasta la afonía y ahí recordó la sensación de cuidar el abrazo. Entonces, y allí, descubrimos los ejes que guían el espacio y el tiempo. Lo infinito y lo inmenso llegaron a ser un punto en un instante... y eso marcó nuestro camino.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Rezo profesional

Popes nuestros, que viven tan lejos
muy citados sean sus nombres.

Hagase de la ciencia, un reino
que dicte su voluntad, tanto en la mente como en el cuerpo,
dándonos hoy el manual de cada día.

Perdona nuestra viva humanidad
así como nosotros perdonamos a quienes no te entienden
no nos dejes caer en el error,
y líbranos de crear,
amen.

martes, 18 de julio de 2017

Miguitas

Me pregunto si ya intentaste recoger tus miguitas, las que dejaste caer por miedo y descuido, creyendo que te guiarían para volver por donde llegaste...
Me pregunto si cuando intentaste las encontraste, o la naturaleza de la vida y las cosas las mojó, las esparció, las hundió o las voló lejos...
Me pregunto si cuando supiste que esas miguitas ya no estaban detrás ni adelante, podías verlas en las palabras inodoras, los gestos mecánicos, o abrazos inertes.
Te pregunto ahora, para qué andar de miga suelta, porfiando pan debajo del brazo, si le ponés trampa a la entrega, al corazón, al andamio.

jueves, 8 de junio de 2017

Me traigo

Ni supiste de mi vereda con tilos, y ya querías adivinar los botones de mi saco.
Leías de mi muro, unos suspiros. Trababas tus sentires con atajos.
Reías y soplabas -por lo bajo- sin acercarte de orejas a mi espacio.
Así, el amor, descaminado: lo tuyo con lo tuyo, y lo mío es mío demasiado.
Vos que sos tanta respuesta: ¿de preguntas para cuando?
Yo, trayéndome de nuevo, me deshago.
Sentada, miro el mar, respiro, hasta el carajo.

miércoles, 19 de abril de 2017

No es el curso de mi poesía lo que guiará las leyes que rijan en las avenidas, los portales y las cuchetas.
Mis palabras poco sabrán amasar aquello que inquieta, en medio de esta revuelta latente ensortijada.
Este muro virtual no derrocará las paredes divisorias, ni traerá ventanas a los sótanos húmedos faltos de sol que habitan dentro de los corazones impermeables.
Solo puedo decir que salvé, sin embargo y con los años, cierta impunidad.
Ya no espero que las flores que lanzo se transformen en convencimiento espinado. Es nulo mi interés en ser una flecha certera, en tirar una punta, en aflojar camisas.
Digo que con cada poesía cotidiana, me nutro de libertad, me doy de mi misma moneda, esparzo la saliva, y las partículas de amor que se le salen, invitan la próxima vueltita... y así no tengo que pedirle al mundo que pare porque me quiero bajar.

miércoles, 29 de marzo de 2017

Distinguir

Es preciso distinguir
el sentido de una curva de la dirección de una recta,
el fragor de una máscara de la intención de una careta,
la eliminación de lo que sobra de los procesos de mierda.

Distingo haciendo distancia.
Aprendo estando cerca.

Es preciso distinguir
la bronca acumulada de la digna rabia que se expresa,
el hablaje monocorde del decir hondo a ballesta,
una carga en el hombro de la responsabilidad que apresta.

Distingo haciendo distancia,
Comprendo estando cerca.

Es preciso distinguir
los discursos bien plantados de un saco de palabras sueltas,
la prolijidad inventada de la organización viva completa,
el tiempo creado con arte de aceleraciones impuestas.

Distingo observando distancias,
Aprendo saltando la cerca.

jueves, 16 de febrero de 2017

Milonguita de febrero

En tu vereda estaba el sol,
después pintó la lluvia
y a mi me baja la poeta.

No era un fardo de amor,
solo irradio intensidad
cuando la cosa viene buena.

El gato ya se cayó,
la piñata se desinfla
y la vida no te espera.

Está saliendo el arcoiris,
tu terraza ya se abrió,
y vos tocando alguna estrella.

La milonga se hace al piso,
yo me rajo pa otros mundos,
vos quedaste en tu cabeza.

Pero el gato se calló,
la piñata se desinfla
y la vida ya no espera.

Vino lluvia, llegó el sol,
arcoiris para todos
los que suben de poetas.