sábado, 11 de febrero de 2012

Te beso verde

.

Te beso fresco
en el parque que elegiste
para el encuentro.
Me llamás cómplice,
en el terreno prohibido de nosotros
de tu contexto.

Besos verdes
con galletas,
hacemos planos con las
palabras y pensamientos,
vos sentís,
yo siento...
para vos: tortura, vuelo
y condiciones;
para mí, espacio, libertad
me estoy abriendo.

Venimos desde antes,
pero esta niña que te gusta
no es sólo recuerdos,
aún cuando sé
que avanzamos como cangrejos
de costado y cavando agujeros
cero futuro
puro acierto.

No hay temor.
Tampoco realidad,
ni cotidiano.
No espero.

Hay parques perdidos,
un banco de plaza
y los besos verdes
se burlan del tiempo.

..

1 comentario:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Qué aguanten los besos muy verdes en el mapa de los parques...