lunes, 7 de noviembre de 2011

Volando alto.

*
Eran palabras ligeras, veloces,
al ritmo de libros apilados,
entonces
éramos bocas
hablando.
Cuerpo sin órganos.

Luego, los brazos
cargando maletas
o tomando algo,
y comenzaron a surgir canciones.
Éramos brazos
flotando.

Más tarde, el vértigo
arrojó el ánimo al suelo,
nos unió el miedo
volando tan alto.
Fuimos manos,
un abrazo, cuerpos
entrelazados.

**