domingo, 13 de noviembre de 2011

Patagonia


Llego al mar de este sur,
inesperada melodía
de lobos que gritan...

Voy Patagonia
a ver un surco en tu mirada,
y descubro un suelo
pedregoso que llaman inhóspito

y yo me albergo,
me habitas,
me recibís

como un canto constante
que me llevo de tu sangre
en la mía
ahora.