lunes, 31 de enero de 2011

*
Queda eternidad flotante
entre nosotros, y las chispas
de luz cuando acompasamos
la respiración.
Inhalás mi exhalación,
y la devolvés al aire que inhalo.

Nuestros cuerpos se comunican
en la danza y el fuego,
en el sexo y la creación...
hasta que olvido quién soy;
lo recuerdo cuando me lo preguntás
y te respondo
que no puedo decirlo con palabras.

¿Seremos, nosotros?
*

4 comentarios:

Ariadna Lira dijo...

Definitivamente, si volviera a nacer, quisiera en tan pocas palabras crear tanta luminosidad, como la de tu eternidad, como la de esa danza de todos los tiempos, decir en palabras lo que no se puede decir con ellas, gracias Colorita,por dejarnos entrar aquí.

Colorita dijo...

Ariadna, muchas pero muchas gracias!
Sin quererlo, vengo encontrándome con esto de la eternidad, incluso en sueños, casi como una casualidad, o algo que nace y renace...
Después se expresa en esta forma, a través de mi.

cer dijo...

Si hay algo que realmente me asombra de la persona humana es cuando escribe cosas sin sentido, ¿será que el sentido común es el menos común de los sentidos? Que tragedia,
CER

Colorita dijo...

¿O será que el sentido no es siempre el común? No pierdas tu capacidad de asombro Cer!