sábado, 24 de enero de 2015

Lugar

En el mismo lugar
donde puedo dormir desnuda
y perfumar mi pecho de uva
lavé el fondo blanco
de mi lago de espuma
para que te puedas bañar.

En ese lugar
en el que se abren mis colores
y me quedo guardada
esperando el momento de irte a buscar
escribí una carta
para que descubras mis velos.

Mi cuerpo no se tala,
ni se deshoja
ni se desmonta,
sólo se suaviza
para que lo recorras.

1 comentario:

Javier Castillo dijo...

Ella es mi lugar
y se va
y no puedo hacer nada por evitarlo
un espacio que se quedará vacío