domingo, 21 de octubre de 2012

Aprendizaje

Yo no sabía estar triste,
hasta que la misma lluvia que odiaba cuando niña
me enseñó que es la tiniebla
la que trae los mejores rayos de luz
después de un arco iris.

1 comentario:

Mónica Castro dijo...

Que hermoso...todo en esta vida es finalmente un aprendizaje, en nosotros esta que nos lleve hacia adelante. Saludos