jueves, 1 de diciembre de 2011

Encuentro


Pensar
el Encuentro,
encontrar los pensamientos.
Se va pasando el mate
como los conocimientos:
que no se hierva su agua,
que no se laven con la yerba
y sigan circulando y creciendo
como la palabra
cuando es genuina,
cuando es de adentro.

Sentir el Encuentro,
encontrar los sentimientos:
emoción entre lágrimas
se mueven los afectos
que, como la bombilla,
traen cosas al cuerpo
y participa la alegría
en un abrazo de pueblo,
que se ceba en cada paso,
en cada sueño.

Hacer el Encuentro,
encontrarnos haciendo
nuevas formas de actuar
y generar aciertos:
sentipensar
pensactuar
estar-siendo.

Raíces que vuelan,
distancias: se acortan
cuando logramos abrir
nuestra mente-alma
a algo que surge si hay el intento,
a eso que podemos poner en el centro,
a esto que flota en el aire de esta sala:

EL ENCUENTRO.


Texto que leí en el cierre del II Encuentro Nacional de Psicología Comunitaria, San Salvador de Jujuy, Argentina.

*