miércoles, 21 de septiembre de 2011

América Latina



América Latente...
la que vemos y no vemos,
luminosa y profunda.

América que late
con corazón bailarín
de ritmos negros,

América la tinta
que escribe en las paredes
con murales y graffitis
o pinta mi piel en la selva.

Yo te vi América amante
de mi conciencia,
doliente sangrante
y muy grande.

Yo te sentí y te siento ahora,
poderosa madre.

*
El lunes estuve compartiendo mis aventuras de viajes por América con estudiantes de una escuela secundaria, en la materia "Proyecto", de la que hace poco soy docente... todo comenzó cuando hablábamos del Capitalismo, y el ovillo nos fue llevando por distintos lugares de esta gran tierra.

*

4 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

A veces, frente al mundo viejo, gastado, sin valores, pienso que estamos en el paraíso. Sé que pasan cosas terribles, como en México, pero en general, me pasa por pensar que vivimos en una tierra repleta de valores quijotescos, y por qué no, de Quijotes cotidianos.
Quiero creer, si, que el mundo renace desde nuestra semilla. El poema es un latido.

Colorita dijo...

Gracias!
Mundo viejo y mundo nuevo mezclados, babilonia vil
con resquicios que encontramos...
y podemos vivir.

AWKA dijo...

MUY HERMOSO ÑAÑAY, ME GUSTAR MUCHO LAS COSAS QUE HACES.

Colorita dijo...

Gracias, ñañay!
Abrazo hermanado!!