miércoles, 10 de noviembre de 2010

El misterio de la infinitud del mundo me hace llorar desde pequeña. Sentía miedo al abrir mi mente a tan vasto misterio... ser sólo un punto insignificante en el espacio y en el tiempo era sentir cercana a la muerte.
Hoy podemos respirar porque todavía no somos lo suficientemente grandes. Aún no logramos explotar toda la vida a nuestro alrededor, a pesar de nuestra omnipotencia. Pero aún, la experiencia, no nos enseña lo suficiente.
El misterio de la infinitud de nuestra avaricia me hace temer.

...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

...algo que me hace sentir mejor, es creer que somos parte del todo...

Colorita dijo...

A mi también...
Escribí esto porque si cuando era chica me daba miedo la inmensidad, ahora me genera incertidumbre lo poco que sabemos valorar a ese todo.
Ojalá aprendamos a integrar al universo como parte del nosotros.