miércoles, 11 de agosto de 2010

Lugar


.
Unos acordes extraños
y algunas fotos
me llevan de nuevo a Palenque...

Ese lugar donde fui un gusano,
donde nadé desnuda en un río,
donde sentí amor
y mucho miedo,

la vida me contó que hay ciertas cosas
que está bueno que se repitan,
aunque algunas
no vayan a volver.

En ese lugar aprendí que soy diminuta,
y que puedo estirarme hasta ser dios.


.

3 comentarios:

Juana Calamída dijo...

Has caminado por esos suelos tan misticos?... Esos viajes donde la ida esta asegurada y la vuelta es meramente transformadora.

Un abrazo señora

Colorita dijo...

He caminado por esos suelos místicos,
he soñado sus hojas de selva tantas veces...
he volado entre sus aguas como un pez en el cielo.

Colorita dijo...

He caminado por esos suelos místicos,
he soñado sus hojas de selva tantas veces...
he volado entre sus aguas como un pez en el cielo.