sábado, 26 de diciembre de 2009

.
Maldita costumbre urbana. La ciudad tiene esas cosas. Nos lleva con su corriente y su Corrientes con espejitos de todos colores, y a una que le gustan los espejos, se deja llevar como por un río. Pero no es un río. Es sólo una corrientes, son solamente carteles con luces y vedettes de culos grandes, enormes.
Con un gesto de la mano se para el colectivo. A mi no me importa si no llegué a la parada, yo lo intento igual. Descubro placer en la estrategia de correr colectivos, en correr unas cuadras, ver qué cara poner para que me abra la puerta. Correr para sentir que hice menos esfuerzo. Eso es esta ciudad.
Las monedas escasean, el aire escasea, el laburo, el verde, el silencio.
Seguimos amontonados, hijos de la lucha ¿libre?. Sí, hay muchas noches por vivir, actividades, cultura de pegatina, algunos espacios, esquinas, faroles, san telmo. No para, nunca se detiene. Pero en esta calesita urbana, es fija que a la sortija la tenés sólo por una vuelta. El resto de las vueltas van directo a tu cuenta, con el costo mismo de la vida, de viajar horas, putear por el ruido y a la gente que se queda en la puerta aunque al fondo está vacío.
Maldita costumbre urbana, esa de buscar o inventar misterios, esa de bancarse el ritmo, de luchar por lo perdido, terquedad o paciencia, placer o deseo o satisfacción.
Basta de sortijas; su sonido de cascabel me ensordece y no me deja sentir.
.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

ESE es nuestro Buenos Aires.
Maldigamos lo que queramos, pero cuando estas lejos, terminas por extrañarlo. No se si la contaminacion de culos y de smog, pero tal vez si los espejitos, (de colores o no), la libertad de las pegatinas, y mas que nada, el desafio que implica parar el colectivo en un semaforo. Se extraña el vertigo y la necesidad creativa de pensar como lograr las cosas, la incertidumbre de vivir elaborando que cara poner para conseguir lo que buscas,la puteada interna cuando no, y la alegria desmesurada cuando si.
Creanme. Es mucho.

Subcomandante Exocardia

Colorita dijo...

Es mucho, es poco, es demasiado?
A cada momento, cada persona toma su decisión...

Eliana dijo...

Buenos Aires...
Buenos Aires???
Como sea, y sí, la gente se amontona adelante en el colectivo, y si, hay que parender a poner caritas para que el colectivo pare donde no hay "parada", pero a veces paran, aguante el 109!
Como sea, Buenos Aires, y su locura, me enloquece, nos enloquece,
como dice Norah Jones de New York, souch a beautiful deasise
Buenos Aires, que bella enfermedad