jueves, 1 de noviembre de 2007

Me voy a dormir.

¿Estás ahí?
A estas horas ya no juego,
y si siento pesada mi garganta,
mis brazos,
es por los kilos de las horas
que se marcan en un reloj.
Tic-tac-tic-tac
Tic, tac,

Y no me llames por teléfono.
En la piltrafa me dejo estar,
con la que fui de día me identifico
y la de ahora, tal vez sea
mi imagen más real.

¿Hay alguien ahí?
Es una lucha constante en mi propio pozo,
aturdiendo la pared
de mi propia burbuja,
ya pierdo noción del saber
¿quién soy?
Ya no soporto la carga de lo que se fue,
aún sin llegar a alcanzar lo que mañana será.

Lo consulto con la almohada
sin hablar.
Sólo cuenta lo importante:
los pensamientos de la antesala al sueño.

2 comentarios:

Alex Colman dijo...

hola. soy ibi sagrado y me gustan tus textos. mi blog es www.zusammenklappbar.blogspot.com, si querés entrá.

entré desde poesíaurbana.

Paloco Machin dijo...

A pesar de que la doña René Manuel Castro provocó en mi una actitud casi repelente hacia la poesía... me animé a desafiar ese miedo y volví a leer una entera y me acabo de dar cuenta que no todo es como pensaba y que hay algunas poesías lindas... Verbigracia: ésta me gustó y por eso estoy escribicionando esto ahora. (O quizás sea una excusa para no ponerme a trabajar con los papeleos de la C.N.C.); (No, excusa no es). Encima tenés mas firmantes que yo... a mi me tocan solo 7 lectores. Por otro lado, y con esas cosas de la libre asociación, se me vino a la memoria que hay una poesía de Gelman que me hace acordar a un peine de plástico y un sifón. No se que tiene que ver, pero cada vez que alguien me dice que a su casa entra por la ventana porque por la puerta se entra a otros lugares, me acuerdo de: "un peine de plástico y un sifón". En fin, me despido porque se me está viniendo mañana y tengo que terminar. Avisá cuando se actualice. Pd: Alex, que nombre tan largo!